Disfrutemos de las Navidades sin contratiempos

Con la llegada de las Navidades, la planificación, el reparto de trabajo, el cuidado en los excesos… es fundamental para que todos/as puedan disfrutar de esos días sin contratiempos ni preocupaciones.

Para ello, vamos dar unas pautas para procurar mantener un equilibrio en estas fechas y evitar imprevistos no deseados:

1.       Preparar los viajes adecuadamente:
Un gran número de personas realizan desplazamientos en estas fechas para reunirse con sus familiares y para ello es primordial tener en cuenta lo siguiente:

–   Planificar el viaje con antelación, sin salir en las horas “punta”.
–   Realizar el viaje en las mejores condiciones físicas posibles, habiendo descansado convenientemente.
–   Si durante el viaje aparecen signos de cansancio, parar y descansar. Por norma es aconsejable parar cada 2 horas, dar un paseo y respirar aire puro.
–   Todos los pasajeros deben ir sujetos por los elementos homologados para cada caso. Es imprescindible que los niños/as vayan en sus sillas homologadas, adecuadas a su edad y sujetas correctamente.
–   No ingerir bebidas alcohólicas si se va a conducir y tener precaución con la ingesta de algunos medicamentos que disminuyen el estado de alerta y desaconsejan la conducción.

2.       Cuidar la dieta:
En estas fechas es normal hacer excesos tanto en la comida como en la bebida, y estos excesos pueden acarrear, no sólo la ganancia de peso sino también problemas de salud.

–   Comer de todo pero en cantidades pequeñas.
–   No abusar de alimentos típicos navideños como el marisco, por su alto contenido en ácido úrico y grasas, y los dulces por su contenido elevado en grasas y azúcares.
–   Aumentar el consumo de verduras y frutas de temporada.
–   No abusar del consumo de bebidas alcohólicas.Las personas, que por tener alguna enfermedad crónica (hipertensión arterial, diabetes…), tengan que seguir una dieta restrictiva, tienen que procurar no saltársela durante estas fechas.
–   Si aparecen molestias digestivas, y si están pautados por un médico, se puede recurrir a fármacos que eliminen los gases, a anti-ácidos y a protectores gástricos. Si las molestias perduran más de 48-72 horas hay que consultar con el facultativo.

3.       Controlar los gastos:
En estas fechas el gasto doméstico aumenta notablemente, por las celebraciones familiares, por los regalos, por las fiestas con amigos… Para no descuadrar demasiado el presupuesto…:

–   Planificar las compras y realizarlas con antelación para poder comparar productos y precios. Además según se acercan los días “clave” los precios se encarecen, sobretodo de los alimentos.
–   Elaborar un presupuesto y procurar no salirse de él.
–   Acudir a hacer compras con dinero en efectivo y no con tarjeta de crédito, para evitar tentaciones y no hacer gastos inesperados.

4.       Organizar el tiempo:
Tanto si se tienen vacaciones como si no, estas fechas son dadas a sobrecargarnos de actividades que en algunos casos generan estrés. Para evitarlo:

–   Si somos anfitriones evitar hacer elaboraciones culinarias muy complicadas. Se pueden encargar a establecimientos dedicados a ello o bien distribuir las tareas entre todos los invitados.
–   Darnos un tiempo para nosotros, para practicar alguna actividad de ocio o deportiva placentera, o simplemente, para relajarnos.
–   Organizar actividades con los más pequeños. Los tenemos en casa y también hay que disfrutar de ellos. Durante estas fechas hay muchas opciones para que entretenerles y poder divertirse todos juntos.

5.       Precaución en el uso de elementos pirotécnicos:
Desde hace unos años, se ha extendido la costumbre de celebrar la entrada del año, lanzando cohetes y otros dispositivos pirotécnicos, que en algunos casos, están fuera de la legalidad. Hay que evitar la manipulación y uso de los mismos para evitar quemaduras e incendios.