Las carreteras se llenan de vehículos y con ello aumenta el riesgo de sufrir un percance

La Semana Santa es un periodo propicio para disfrutar de unos días de descanso ya que los estudiantes y la mayoría de los/as trabajadores/as gozan de vacaciones. Además, el buen tiempo se comienza a notar y anima a desplazarse a otras zonas para disfrutar de esas jornadas de ocio.

Aunque, a priori, van a ser unos días felices, a veces un accidente de tráfico, hace que se conviertan en una pesadilla, y es que, en un periodo corto de tiempo se producen muchos desplazamientos de vehículos, que en muchas ocasiones coinciden en la fecha, hora y destino y por lo tanto aumenta enormemente el riesgo en las carreteras.

Con el fin de prevenir incidentes y problemas en la circulación, vamos a dar una serie de consejos para todos/as los/as conductores/as que vayan a hacer uso de su vehículo durante estos días:

1.       Asegúrese de que su vehículo está en perfectas condiciones. Lo ideal es hacer una revisión completa del mismo aunque en líneas generales lo que no debemos olvidar es, el nivel de los distintos líquidos y fluidos (aceite del motor, líquido de frenos, anticongelante…), el estado de los neumáticos (profundidad del dibujo de rodadura y presión) y los faros y pilotos.

Verifique que lleva en buenas condiciones la rueda de recambio y las herramientas necesarias para su instalación, el chaleco reflectante y 2 triángulos de avería homologados.

2.       Planifique el viaje con antelación. Si lo puede elegir, no salga en las horas “punta”, que en este caso son:

-        Día 1: De 15:00 a 23:00h.
–        Día 2: De 08:00 a 14:00h.
–        Día 6: De 13:00 a 23:00h.

Si dispone de tiempo, elija vías que aunque no sean rápidas, tengan menos densidad de tráfico.
De todas formas, recuerde que puede consultar el estado de las carreteras a través de la Dirección de Tráfico del Gobierno Vasco, en el teléfono 011.

3.       Comience el viaje en las mejores condiciones posibles. Procure descansar convenientemente el día anterior a realizar el viaje. Si está tomando alguna medicación, descarte que no produce somnolencia y es compatible con la conducción.

4.       Durante el viaje vigile su estado físico. Ante el mínimo signo de cansancio o sueño, pare y descanse. Es aconsejable parar cada 2 horas, para dar un paseo y respirar aire puro.

No realice comidas copiosas durante el trayecto ni consuma bebidas alcohólicas.

5.       Todos los/as pasajeros/as del vehículo deben ir seguros. Todos deben llevar cinturón de seguridad y los/as menores, en las sillas homologadas correspondientes a su edad.

6.       Tenga precauciones especiales si circula en caravana. Adecué la velocidad a las circunstancias de la vía, mantenga siempre la distancia de seguridad y evite en lo posible los adelantamientos, y si los realiza, no rebase a más de 2 vehículos en cada maniobra.

Buen viaje y recuerde que lo más importante es volver a casa todos/as.