Noticias

Consejos útiles para unas vacaciones seguras

Las carreteras se llenan de vehículos y con ello aumenta el riesgo de sufrir un percance

Ya están próximas las vacaciones de verano lo que supone millones de desplazamientos por carretera. Aunque la mayoría se concentran en los inicios y finales de quincenas de mes, debido a las numerosas fiestas populares, son muchos los fines de semana en los que se incrementa enormemente el número de vehículos que circulan por nuestras vías. Por todo esto, el riesgo de sufrir un percance, aumenta también. Leer más Consejos útiles para unas vacaciones seguras


Recomendaciones ante el aumento de la temperatura

Los episodios de temperaturas altas tienen efectos negativos sobre la salud y afectan más frecuentemente a las personas mayores, enfermos crónicos y menores de 4 años. Tampoco hay que olvidar que en momentos de temperaturas extremas las personas que realizan grandes esfuerzos físicos, como trabajos pesados o deportes intensos, expuestos a dichas temperaturas tienen un mayor riesgo de sufrir problemas de salud graves. Leer más Recomendaciones ante el aumento de la temperatura


Mucho cuidado con el sol

Consejos para proteger la piel

El sol es imprescindible para nuestro bienestar y salud. Recibir la radiación solar produce la vitamina D, que hace que nuestros huesos estén más sanos, mejora nuestro estado de ánimo, favorece nuestra circulación sanguínea, favorece la curación de algunas enfermedades de piel… En definitiva, tomar el sol es muy beneficioso, pero también, si no se tiene la precaución necesaria, puede ser perjudicial. Leer más Mucho cuidado con el sol








Eskerrik asko Gipuzkoa!!

 

Presidentaren agurra
Irene Tapia Irazoki
  Saludo de la Presidenta
Irene Tapia Irazoki
50 urte igaro dira gaur bezalako egun batean, 1973ko uztailaren 23an, boluntario talde batek Asociación de Ayuda en Carretera DYA Gipuzkoa erregistroan inskribatu zuenetik.

Elkarte horrek bere egin zuen 1966an Bizkaian Usparitza doktorearen eskutik sortu zen proiektua, eta helburu nagusia errepidean ezbeharren bat (trafiko-istripua, matxura mekanikoa…) izan zuten pertsonei laguntzea zen. Garrantzitsuena LAGUNTZEA zen. Eta letra larriz diot, DYAren esentzia izan delako eta gaur egun ere izaten jarraitzen duelako: behar duenari laguntza ematea.

Pertsona multzo bat talde bat osatzeko prest egotea eta gaur 50 urte betetzen dituen Elkarte bat martxan jartzea meritu handikoa dela uste dut. Ez zeukaten ezer, ez zegoen baliabiderik, ez zegoen dirurik, baina garrantzitsuena zuten, herritarren alde beren denbora muxutruk emateko gogo ikaragarria. Eta uste dut hori izan zela proiektuaren zabalkundearen gakoa: pertsonen altruismoa eta borondatea.

Eta ez hori bakarrik; proiektuak berehala izan zuen eragina herritarren artean, eta gipuzkoar asko, enpresak nahiz partikularrak, proiektua babesten hasi ziren ekarpen ekonomikoak eginez. Urte guzti hauetan, milaka partikular eta enpresa izan dira DYArekin lankidetzan aritu direnak eta jarraitzen dutenak. Eta hori ezinbestekoa da proiektuak zutik jarrai dezan.

50 urte hauetan gizartea izugarri aldatu da. Eta gizartearen aldaketarekin, baita beraren beharrizanak eta funtzionamendua ere. Eta ibilbidea ez da erraza izan, une zailak asko izan dira, baina proiektuak beti jakin izan du une bakoitzera egokitzen. Boluntarioak beti egon dira beharren maila berean eta erantzuna ematen eta herritarrek ere gauza bera, beti hor egon dira.

Gaur egun badirudi boluntariotza hori, gizartearentzat funtsezkoa dena, lozorroan dagoela, are gehiago pandemiaren ondorioz. Baina baikorra izan nahi dut; gero eta hobeto prestatuta datozen gazteengan sinesten dut, eta berengan konfiantza oso izan behar dugu eta duten potentzial guztia aprobetxatu behar da. Baina ezin dugu dena beraien esku utzi, adin bat dugunok ere gauza asko egin baititzakegu. Lehenik eta behin, ezagutzak, esperientziak eta balioak transmititu behar ditugu, komunikazio eraginkor baten bidez. Eta, bestetik, gure denbora librearen zati bat ere laguntza-ekintza txikiak eginez bete behar dugu. Beraz, edozein izan daiteke boluntario.

Hori esanda, ez nuke lerro hauek amaitu nahi eskerrak eman gabe proiektua martxan jarri zenuten guztiei, 50 urte hauetan zehar proiektuak aurrera jarrai zezan bere alde guztia eman zenuten guztiei eta gaur egun ere martxan eta laguntzen jarraitzen duzuen guztiei.

ESKERRIK ASKO denoi, ESKERRIK ASKO Gipuzkoa!!

 

 

  50 años han pasado desde que un día como hoy, 23 de julio de 1973, un grupo de personas voluntarias inscribieran en el registro a la Asociación de Ayuda en Carretera DYA Gipuzkoa.

Una Asociación que hacía suyo el proyecto que nació en Bizkaia en 1966 de manos del Dr. Usparitza y que el objetivo principal era ayudar a las personas que habían tenido algún percance en la carretera; accidente de tráfico, avería mecánica… Lo importante era AYUDAR. Y lo digo en mayúsculas porque ha sido y es la esencia de DYA: prestar ayuda a quien lo necesite.

El hecho de que unas personas se prestaran a formar un grupo y poner en marcha una Asociación que hoy cumple 50 años creo que es meritorio. No tenían nada, no había recursos, no había dinero, pero tenían lo más importante, que eran unas tremendas ganas de prestar su tiempo de manera altruista en pro de la ciudadanía. Y creo que esa fue la clave para que el proyecto haya llegado hasta donde ha llegado; el altruismo y la voluntariedad de las personas.

Y no sólo eso; el proyecto caló enseguida entre la ciudadanía y muchos y muchas gipuzkoanos y gipuzkoanas, tanto empresas como particulares, empezaron a apoyar el proyecto con aportaciones económicas. A lo largo de todos estos años han sido muchos miles de particulares y empresas los que han colaborado y siguen colaborando con DYA. Algo que es imprescindible para que el proyecto siga en pie.

En estos 50 años la sociedad ha cambiado muchísimo. Y con el cambio de la sociedad, las necesidades y el funcionamiento de la misma. Y no todo ha sido un camino de rosas, porque ha habido momentos difíciles, pero el proyecto ha sabido adaptarse a cada momento. El voluntariado ha sabido siempre estar a la altura y dar respuesta, y la ciudadanía también.

A día de hoy parece que ese voluntariado, que es clave para una sociedad, está en una especie de letargo, más si cabe a consecuencia de la pandemia. Pero quiero ser optimista; creo en las y los jóvenes que cada vez vienen mejor preparados/as y hay que confiar y aprovechar todo el potencial que tienen. Pero no podemos dejar todo en sus manos, porque quienes ya tenemos una edad también podemos hacer muchas cosas. En primer lugar, tenemos que ocuparnos en que haya transmisión, mediante una comunicación efectiva, de conocimientos, experiencias y valores. Y por otra, tenemos que ocupar también parte de nuestro tiempo libre llevando a cabo pequeñas acciones de ayuda. Por lo tanto, cualquiera puede ser voluntario o voluntaria.

Dicho esto, no me gustaría terminar estas líneas sin dar las gracias a todas las personas que pusieron el proyecto en marcha, a todas las que en diferentes momentos a lo largo de estos 50 años pusieron todo de su parte para que el proyecto siguiera adelante y a todas las que a día de hoy siguen estando y apoyando.

ESKERRIK ASKO denoi, ESKERRIK ASKO Gipuzkoa!!

Suplemento en el Diario Vasco del 23/07/2023